permiso temporal

Tu Permiso de Residencia Temporal

Si lleva más de un año en España de forma ilegal y quiere obtener un permiso de residencia para trabajar en el país… este procedimiento será de su interés. Pues bien, ahora es muy fácil conseguir un permiso de residencia mediante el procedimiento de arraigo en España. Tienes 3 tipos diferentes de arraigo para conseguir un permiso de residencia en circunstancias excepcionales y poder trabajar y vivir en territorio español durante un año. Este será el primer paso para continuar con la residencia. Así que si está interesado en el tema…. Siga leyendo. Este artículo le enseñará todo lo que necesita saber:

¿Qué es el arraigo y cuál es su significado?

El arraigo es un procedimiento que permite a cualquier ciudadano no europeo que lleve un tiempo viviendo ilegalmente en España obtener un permiso de residencia en el país y legalizar su situación. Este permiso de residencia le da así, en circunstancias excepcionales, el derecho a residir legalmente en territorio español durante un año, con la posibilidad de renovarlo después para obtener un permiso de residencia regular.

Por lo tanto, es una opción ideal para todos aquellos que se encuentran en una situación irregular.

Con el procedimiento de arraigo puede residir legalmente en España y trabajar en cualquier lugar del país como empleado o autónomo (como trabajador por cuenta propia).

Y todo esto gracias a su regulación en la normativa de extranjería, que podemos encontrar en la ley orgánica 4/2000 y el Real Decreto 557/2011.

Una de las principales ventajas es que puede presentar la solicitud desde España. Es una opción mucho más fácil que otros permisos de residencia, que en la mayoría de los casos requieren procedimientos más complicados para ser iniciados desde el país de origen. Así, el “arraigo” es una de las varias formas de entrar en España como turista y obtener un permiso de residencia.

Es decir, para solicitar un “arraigo”, hay que olvidar el procedimiento del visado de turista. Esto se hace directamente, sin este paso intermedio.

Pero, ¿qué entendemos por circunstancias excepcionales? ¿Qué condiciones hay que cumplir para solicitar un arraigo en España?

¿Se puede trabajar en España con el arraigo?

Sí, el “arraigo” está vinculado a un permiso de trabajo. Por lo tanto, una vez que hayamos obtenido este permiso de residencia, podremos trabajar legalmente en el país, ya sea para una empresa o por cuenta propia. Además, una vez que hayamos renovado el arraigo por primera vez, podremos continuar nuestra actividad profesional sin problemas.

Sin embargo, hay que recordar que los menores de 16 años no pueden trabajar, aunque hayan obtenido un arraigo. Y todos los que tengan entre 16 y 18 años deberán obtener el consentimiento expreso de sus padres o representantes legales.

Requisitos para solicitar el arraigo en España

Hay tres tipos diferentes de raíces: las familiares, las sociales y las laborales. Cada una de ellas tiene una serie de requisitos específicos que deben cumplirse si se quiere seguir el procedimiento (que veremos a continuación).

Sin embargo, podemos destilar de ellos una serie de generalizaciones que deben cumplirse para iniciar el procedimiento.

En primer lugar, el concepto de “arraigo” sólo se aplica a las personas que no son ciudadanos nativos de un Estado miembro de la Unión Europea. Es decir, si vives en España pero vienes de un país sudamericano, por ejemplo, arraigo para ti.

Además, uno de los principales requisitos para obtener un arraigo es la capacidad de demostrar un vínculo con el país. Como extranjero, debes demostrar que determinados factores culturales, sociales, económicos, familiares o académicos te vinculan a España. Y es por ello que se le concederá un permiso de residencia. Para ello, deberá aportar algunos documentos específicos, de los que también hablaremos en este artículo.

Por último, no debes olvidar que no debes de tener antecedentes penales (ni en España ni en tu país de origen) es otro de los requisitos para que la solicitud tenga éxito.

Los 3 tipos de Arraigo

En la actualidad existen tres tipos de “arraigo”: social, familiar y laboral, que son de naturaleza diferente. Dependiendo de su situación específica, puede utilizar uno u otro para regular su situación en el país.

Por eso es tan útil conocer los requisitos específicos de cada uno.

En cuanto a los procedimientos de inmigración, es muy probable que el “arraigo” sea la mejor alternativa para vivir y trabajar legalmente en España. No requiere una solicitud complicada de su país de origen. Pero para obtener la residencia bajo arraigo, primero debes entender muy bien lo que implica cada uno de los tres tipos, para poder elegir el que mejor se adapte a tu caso.

Arraigo familiar

La residencia por reagrupación familiar se concederá a aquellos extranjeros que sean hijos de madre o padre nacidos en España, o a los que tengan hijos menores de edad de nacionalidad española.

El lado positivo del arraigo familiar es que, a diferencia de los otros dos tipos, no hay requisitos de tiempo.

Es decir, mientras que el arraigo social o laboral requiere un determinado periodo de residencia en España y hay que demostrarlo, no ocurre lo mismo con el arraigo familiar. No hay un mínimo

Por el contrario, el Arraigo del tipo familiar exige que se pruebe esta relación familiar. Y tal prueba, demostrando un vínculo con España, sería:

  • El certificado de nacimiento del menor Español si somos el padre o madre del mismo.
  • El certificado de nacimiento del padre o madre si son de origen español conjuntamente con el del que lo solicita, para el caso alterno.

¿Quién puede solicitar el arraigo familiar?

Este tipo de arraigo por motivos familiares puede ser solicitado por dos grupos diferentes de extranjeros:

  • El padre o la madre de un hijo menor de edad español; aunque también es aceptable si es el padre o la madre de un ciudadano de la UE. Es importante que su hijo esté al cuidado de usted, o que esté al cuidado de usted. Es decir, el niño puede vivir con la madre, pero si el padre paga la manutención y otros gastos, puede solicitar un arraigo de confianza.
  • Hijos de españoles por descendencia. Este sería el caso de los hijos de españoles que adquirieron la nacionalidad por memoria histórica. Está claro que los padres, hijos de españoles, son también ciudadanos del país.

Arraigo Laboral

Con las raíces del trabajo encontramos una necesidad temporal. Sólo se concederá a quienes puedan demostrar que han trabajado en España durante al menos 6 meses y que han vivido en el país de forma continuada durante 2 años.

En otras palabras, para recibir el “Arraigo laboral”, debemos demostrar que hemos trabajado ilegalmente para una empresa española durante los últimos 183 días.

Y durante los meses en los que el solicitante no tenía trabajo, debía estar inscrito en INEM (Instituto Nacional Empleo).

¿Cómo demostramos que hemos estado trabajando de forma ilegal para una empresa?

Esta parte del proceso hace que el “arraigo laboral” sea el menos buscado de los tres.

Pues bien, para demostrar que hemos trabajado ilegalmente por cuenta ajena durante 6 meses, necesitamos una sentencia, que puede ser de los dos tipos siguientes:

  • Judicial, si condenamos a la empresa para la que trabajamos y el juez (tras la condena) declara que efectivamente lo hicimos de forma irregular.
  • Administrativo, si la empresa es auditada y se denuncia la presencia de trabajadores ilegales.

En ambos casos utilizaremos estos documentos (informe oficial o denuncia) en la solicitud de arraigo.

Demostración de la residencia continuada en España

¿Cómo podemos demostrar que hemos vivido en España de forma continuada durante 2 años por motivos familiares?

En este caso, documentos como el padrón serían una prueba eficaz, ya que son los documentos justificativos. Sin embargo, hay libertad en la forma de demostrar el periodo de residencia.

¿Y si no podemos elaborar un censo? Pues bien, podemos compensar su ausencia con otros documentos alternativos.

Tener una cuenta bancaria con las transacciones pertinentes, un contrato de alquiler o un certificado médico (si tuviéramos que ir a urgencias, por ejemplo) también es un documento válido para este fin.

Lo ideal sería que en esta fase (en ausencia del padrón) se presentara un documento alternativo que lo acreditara para cada uno de los meses en cuestión.

Arraigo Social

Finalmente, el último tipo de arraigo: el arraigo social. Este es, con diferencia, el procedimiento más solicitado de los 3 existentes.

Es una de las residencias excepcionales que se conceden a todas las personas que hayan residido permanentemente en España durante 3 años (aunque sea de forma irregular) y que tengan un contrato de trabajo.

Veamos los principales requisitos para la solicitud de residencia temporal por arraigo social.

Demostrar los 3 años de permanencia en territorio español

Como acabamos de mencionar, para solicitar este tipo de arraigo se debe poder demostrar que el solicitante ha vivido en España de forma continuada durante 3 años.

Pero, ¿qué queremos decir con el término “continuo”? Para que el periodo de residencia se considere continuo, el solicitante no debe haber estado fuera del país más de 120 días durante ese periodo.

Por lo tanto, debe poder demostrar que ha vivido en España durante al menos los últimos tres años. Por lo tanto, deberá aportar los formularios de empadronamiento de cada ciudad en la que haya vivido durante ese periodo.

Sin embargo, el censo no es la única forma de demostrar la convivencia. También podemos demostrarlo mediante transacciones bancarias, pagos a instituciones locales (por ejemplo, farmacias) por meses u otros movimientos similares.

Disponer de un contrato de trabajo

Primer punto importante. Para que la solicitud sea aprobada, es necesario presentar un contrato de trabajo de al menos un año. Es decir, debemos encontrar un empleador (empresa o autónomo) que esté dispuesto a contratarnos y ofrecernos un trabajo de al menos 12 meses.

Este empleador o empresa debe haber existido durante al menos un año. Entre otras cosas, tendremos que acreditar la identidad (DNI o CIF) y la capacidad de pago.

Es muy posible trabajar para más de una empresa a la vez para conseguir esta raíz. Lo importante, si tenemos más de un empleador, es que sea el mismo trabajo o dentro de la misma profesión, y que la jornada laboral conste de al menos 30 horas semanales.

Por último, también es posible presentarse sin contrato de trabajo. Sin embargo, esto no es lo que recomendamos. En este caso, debemos tener recursos económicos suficientes, y con el permiso temporal que recibiremos, no podremos trabajar.

Demostrar vínculos familiares

Otro documento válido (pero no obligatorio) para obtener el arraigo social es el que acredita los vínculos familiares con extranjeros que residen legalmente en España. Se trata de hijos, padres o cónyuges.

Sin embargo, este tipo de raíces tiene ciertas peculiaridades. Si no tenemos esos familiares, necesitaremos un certificado de integración social para demostrar que estamos integrados en la sociedad española como extranjeros.

Como ya hemos mencionado, uno de los principales requisitos es que podamos demostrar que estamos conectados de alguna manera con el país. Y este requisito lo deja claro.

¿Cómo podemos demostrarlo? A través de un informe favorable.

Informe favorable para conseguir el arraigo social

Este informe demuestra la integración social en España y su comunidad. Y este es sin duda uno de los requisitos más importantes para obtener un arraigo.

Tras una entrevista con el ayuntamiento de la localidad en cuestión, en la que la persona que solicita el arraigo tendrá que demostrar que está vinculada e integrada en el Estado español (conocimiento de la lengua, cultura, etc.), esta institución se pronunciará y aprobará el informe.

Durante la entrevista se analizará y evaluará su nivel de conocimiento y comprensión del español. Pero también en el caso de las comunidades autónomas con lengua propia, como es el caso de Cataluña, se agradece entender y/o hablar el catalán.

Además, el informe debe incluir los recursos económicos del solicitante, los vínculos existentes con familiares que residan legalmente en España, el periodo de empadronamiento del solicitante en su actual lugar de residencia y cualquier información que demuestre que está integrado en una institución social y cultural española.

Otros requisitos: cursos de idiomas

Dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentre el solicitante, es muy probable que existan ciertos requisitos adicionales para obtener el arraigo social.

Por ejemplo, en el caso de la residencia en Cataluña, se exigirá un curso de 45 horas de catalán para demostrar la comprensión de esa lengua.

Por lo tanto, debemos comprobar con detalle cuáles son los requisitos exactos según nuestro lugar de residencia, para asegurarnos de que no hemos olvidado nada.

Solicitud para arraigo paso a paso

¿Dónde se solicita?

Como ya se ha dicho, el arraigo se solicita directamente en España (a diferencia de otras residencias, que suelen solicitarse en el país de origen).

En este caso, deberá concertar una cita y presentar todos los documentos en oficina de extranjería más cercana según tu lugar de residencia, que puedes encontrar aquí.

Una vez aprobada la solicitud, tendremos 30 días para solicitar nuestra TIE o tarjeta de residencia.

¿Qué documentos tengo que aportar?

El día de la cita con extranjería, tendras que llevar la siguiente documentación para empezar con tu solicitud:

Apostilla y Traducción de los documentos

Hay que tener en cuenta la documentación que hay que presentar. Todos los documentos que se presenten en el marco del procedimiento de arraigo y que procedan del país de origen del solicitante (incluidos los antecedentes penales) deben estar legalizados/matriculados y traducidos al español.

¿Cuánto tarda?

El tiempo exacto que se tarda en obtener un arraigo depende de muchos factores. Entre ellos están el tiempo que se tarda en reunir y preparar la documentación requerida, el tiempo que se tarda en programar una cita y el tiempo que se tarda en dar una respuesta. Puede tardar hasta 5-6 meses.

Una vez que presentamos la solicitud en la oficina de inmigración, la administración tiene un total de 3 meses para responder.

¿Qué pasa si no hemos recibido respuesta después de ese tiempo?

En este caso, nuestra solicitud fue rechazada por silencio administrativo.

Pero estas no son todas las malas noticias. Luego tenemos un mes para recurrir a la administración para que reconsidere la decisión o dos meses para presentar el recurso administrativo. Por lo tanto, es posible obtener una aprobación de arraigo después de cualquiera de estos dos procedimientos. Incluso si la solicitud fue denegada en un principio.

Cómo conseguir la residencia mediante el arraigo

Como hemos visto en este artículo, una vez que hemos obtenido un permiso de residencia temporal (social, laboral o familiar) a través del arraigo, podemos vivir y trabajar legalmente en España durante un año.

Pero, ¿qué pasa después, podemos ampliar o renovar este permiso?

No, este permiso no se puede renovar.

Pero (y esta es la buena noticia), podremos seguir viviendo legalmente en España. De hecho, podremos obtener un permiso de residencia ordinario. Es decir, tras cumplir el primer año con el permiso de arraigo original, podemos cambiar este permiso por uno ordinario.

Esto nos permitirá vivir en España durante un año más, con la posibilidad de una prórroga indefinida.

Hay tres opciones diferentes a su disposición. Puedes cambiar tu arraigo:

  • Permiso de trabajo por cuenta ajena
  • Permiso de trabajo por cuenta propia
  • Residencia no lucrativa (si no tienes intención de trabajar en el país).

Como lo más habitual es que te sustituyan el permiso de trabajo, es muy importante que encuentres una oferta de trabajo con arraigo antes de que acabe el año. De lo contrario, no podrá obtener este permiso de residencia.

Además, hay un límite de tiempo para la renovación. Es muy importante que esto se haga dentro de los 60 días anteriores a la expiración de la tarjeta por circunstancias excepcionales, o dentro de los 90 días posteriores a la expiración de la tarjeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *